HomeMAS NOTICIAS

Murió Caloi, creador de Clemente

08/05/2012 Opina

Carlos Loiseau, conocido por todos como Caloi, murió hoy en Buenos Aires a los 63 años. El historietista fue un creador inagotable y quedará inmortalizado en uno de sus personajes más conocidos: Clemente.

El dibujante y humorista gráfico falleció hoy a los 63 años en el Instituto del Diagnóstico, donde permanecía internado como consecuencia de una grave enfermedad.

Creador y conductor del ciclo de televisión «Caloi en su tinta» -programa dedicado a la divulgación de cortometrajes artísticos de animación e historietas-, el pasado jueves había estrenado el largometraje de animación «Anima Buenos Aires».

Nació en Salta en 1948 y publicó sus dibujos desde 1967. Ha recibido innumerables premios por sus creaciones y por el programa “Caloi en su tinta”.

Su estética y gran nivel artístico siempre se vio acompañado por un fuerte compromiso social. Tanto que en sus publicaciones se relataban desde los problemas existenciales más profundos del hombre hasta el hambre, las diferencias de clases, el abandono, la falta de educación, los problemas relacionados con la niñez y tanto más.

Un pérdida sin precedentes en el mundo del dibujo y de la historieta.

Amarillo y narigón: Clemente dejó su huella

Este simpático personaje, futbolero y sin brazos conquistó el corazón de muchas generaciones. Nació en 1973 de la mano de Caloi, pasó por la TV, por Clarín y por tantos medios más.

Clemente nunca tuvo alas o brazos pero eso no le impidió agarrar a su amada, Mimí o a La Mulatona.

El primer parlamento de Clemente fue una onomatopeya de un pájaro por eso se pensó que se trataba de un pato. Con el tiempo el hocico apareció más redondeado y terminó por convertirse en lo que es hoy. Una suerte de porteño chanta crítico de la realidad y del fútbol.

Antes aparecía con Bartolo, el personaje secundario de la historieta que terminó excluido ante el brillo del protagonista quien se alimenta sólo de aceitunas y es un gran mateador.

En 1978 fue parte de la polémica sobre arrojar o no papelitos en el estadio. En ese momento se decía que tanto papel hacía que los jugadores se equivocaran. Por eso Clemente sugirió tirar carozos de aceitunas.

En 1998 Caloi contó este particular momento del personaje amarillo. «Claro, era un momento muy difícil en la Argentina, en plena dictadura sangrienta. Hoy todo eso parece pueril, porque los periodistas o los pibes en la televisión le dicen cualquier cosa al presidente o a los funcionarios; uno antes por la vigésima parte de eso aparecía en una zanja. En aquellos años, la culminación fue ocuparme del relator José María Muñoz, que se oponía a que los hinchas entraran a la cancha con papeles, y algunas tiras con respecto a (Bernardo) Neustadt, cosas por las que me tuve que ir de mi casa o recibir amenazas telefónicas», contó.

¡Caloi vamos a extrañar tu tinta! 

Su programa “Caloi en su tinta” comenzó en 1990 en Canal 7 de Buenos Aires. Durante diez años, sin interrupciones este artista mostró cómo la historieta hace arte y cómo el arte es, a veces, parte de una historieta.

Los premios no demoraron en llegar. En el 2003 recibió el Martín Fierro. Sin embargo su máximo galardón fue el cariño de la gente que supo sintonizarlo.

“Para la presentación de cada película se producen animaciones y efectos especiales y Caloi da información sobre los directores y sus técnicas relacionando cada trabajo por contenido y estética con otras formas de las artes plásticas, como pintura, escultura, fotografía, diseño gráfico, humor e historieta”, detallaba el portal de este programa.

En 1999 y el 2001 el artista y su equipo sacó al programa de la TV y lo llevó a la calle. Un ciclo que contó con una inmensa pantalla inflable donde se exhibían las obras más significativas.