HomeMAS NOTICIAS

Prevención sanitaria: ya ofrecen seguros contra el cáncer

09/05/2012 Opina

«El otro día me llamaron de una empresa para ofrecerme un seguro contra el cáncer», relató con cierta extrañeza Eduardo, a quien le quedó una sensación desagradable: «Me dio la impresión de que buscaban hacer un negocio con mi salud».

Efectivamente, se trata de un servicio que brindan en Mendoza algunas compañías de seguros, bancos y una conocida tienda de ramos generales, que garantiza a quienes lo contratan una suma de dinero pre fijado en el caso de que llegasen a padecer esta enfermedad. El asegurado abona cuotas fijas de acuerdo con el valor de la póliza elegida y, si padece cáncer, puede cobrar el total del monto (previa presentación de un certificado médico).

Una de las firmas que brinda esta cobertura es Prudential Seguros: «Es una cláusula adicional disponible para complementar los seguros de vida permanente que ofrece la compañía y cubre cáncer pero también infarto de miocardio, cirugías de arterias coronarias, infarto o hemorragia cerebral, insuficiencia renal crónica y trasplante de órganos», informaron.

Con respecto a los montos, se adecua a las necesidades de sus clientes: «La cláusula adicional por enfermedades críticas varía desde el 20% al 100% de la cobertura permanente contratada y puede llegar hasta un valor máximo de 300.000 dólares», agregaron.

La póliza puede ser pactada hasta los 60 años de edad luego de pasar por el proceso habitual de suscripción de riesgo, en el que se analizan las condiciones de salud de la persona.

Otras aseguradoras brindan este servicio particularmente para mujeres: «Tenemos una póliza por cáncer femenino que es muy requerida, sobre todo por la fuerte incidencia del cáncer de mama», contó una empleada de una aseguradora ubicada en calle España. El total aproximado que se paga por mes es de $ 40 y de padecer esta afección cubre hasta $ 50.000.

Además, algunos bancos también este servicio, que adecuan a la edad y al sexo de cada cliente.

Opinión médica

Para los médicos consultados por Los Andes, un seguro contra esta enfermedad no debería ser una prioridad porque tanto las obras sociales como el Estado deberían garantizar el tratamiento adecuado: «Puede ser útil para aquellos que tengan medios económicos, porque tanto las obras sociales como el gobierno están obligados a brindar a los pacientes el 100% de la cobertura», expuso el oncólogo Rafael Manzur Luna.

Según sus datos, los ciclos de quimioterapia cuestan más de $20.000 cada uno, pero no son montos que debería afrontar el afectado.

Su colega Mauricio Fernández coincidió: «Aunque tal vez sea tentador para la población, no creo que brinde demasiados beneficios», dijo.

Roberto Bianchi, jefe del Programa Provincial de Oncología, sostuvo lo mismo: «Para los pacientes de nuestra órbita no es necesario ningún seguro, ya que el Estado cubre todas las necesidades y la medicación específica».

Por otro lado, reconoció que tal vez sea un servicio que utilice cierto sector de la sociedad con ingresos elevados, que hayan decidido no tener obra social y que quieran realizar consultas privadas.

Es que un probable uso de ese dinero del seguro es para visitas a médicos en otros países, así como terapias complementarias relacionadas con la salud emocional del paciente o un ingreso adicional mientras se está convaleciente.

Para Laura G., quien padeció esta enfermedad en 2009, haber contado con un ingreso adicional hubiese sido vital porque tuvo que dejar de trabajar y contratar una persona para que cuidara de sus dos hijos: «Tuve cáncer de mama y si bien me cubrieron los gastos médicos, fue un período difícil desde el punto de vista económico, donde todo recayó sobre mi marido», recordó con tristeza.

«Como era profesora free lance, no me pagaron más el sueldo y como estuve varios meses en cama le pagaba a una señora para que viniera a ayudarme con mis chicos», contó, hoy ya repuesta.

Cifras oficiales

Tal vez una de las causas que motiva a las personas a contratar este tipo de seguros es el hecho de que el cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo, aunque cada vez hay mejor detección y tratamientos para evitar el desenlace fatal.

Mendoza cuenta con un Registro Provincial de Tumores que comenzó a funcionar en el 2000 y contabiliza los diferentes tipos y su incidencia en la población. Según la información aportada por su coordinadora, María Cristina Diumenjo, en Mendoza se registraron 21.911 casos nuevos en el período 2003-2007 (último disponible), de los cuales 52% afectaron a las mujeres y 48% a los hombres.

En ellas el más frecuente es el de mama (32,4%), segundo el de colon (6,7%) y tercero el de cuello de útero (5,7%). En los varones encabeza la lista el de próstata (18,6%), segundo el de pulmón (10,1%) y luego el de colon (7,4%).

La tasa de mortalidad de esta afección es aproximadamente del 50%: «Así como aparecen 200 casos nuevos de cáncer cada 100.000 habitantes, en la provincia se mueren 100», aseguró Diumenjo.

 

Fuente: Diario Los Andes.-