HomeDEPORTES

Rivadavia se recuperó bajando al líder

28/05/2012 1 Comentario

Liga Mendocina A. Torneo Apertura. Fecha 9. Rivadavia 2-1 Murialdo

Con dos tantos de Cristian «Torito» Lucero, el Naranja logró una importante victoria por la 9º fecha, frente al lider del torneo. Esta derrota le quitó la chance de escaparse en la punta al Canario, ya que sus principales perseguidores también cayeron. Se jugó en el Comunal de Rivadavia, bajo el arbitraje de Hernán Mostaccio.

EL PARTIDO. Murialdo quería ganar y así poder sacar mayor ventaja en caso de que sus inmediatos perseguidores perdieran puntos. Rivadavia buscaba levantar su juego y su imagen luego de la goleada recibida en el partido pasado. Ambos intentaron todo por lograr la victoria, que finalmente fue para el Naranja. El PT arrancó adormecido, ya que ninguno de los dos podía generar peligro en el arco rival. Se tiraban muchos pelotazos a los 9 y no hilvanaban ni una sola jugada colectiva. Murialdo tuvo la primera, un tiro libre de Montiveros que se fue pegada al palo. Muy cerca, pero Onni estaba atento también.

Luego hubo que esperar hasta los 16’, para ver una jugada de gol, y que terminaría en el mismo. Mostaccio sancionó tiro libre para el Naranja, Córdoba tomó el balón, lo ubicó y tiró un centro llovido al área, desde atrás con mucha velocidad, llegó Lucero para darle un poderoso cabezazo y enviarla adentro. Era el 1-0 y Rivadavia sorprendía al puntero. Pero el Canario no se quedó atrás, sabía que una derrota no era buena, y fue en busca del empate. Lo alcanzó a los 20’, tras un tiro de esquina, que dejó dudas si fue o no, ejecutado por Montiveros y que encontró la cabeza de Figueroa para empujarla. Se ponían 1-1 y parecía que iba a ser un partido vibrante. Nada importante ocurrió luego de los goles, volvieron al principio, puros pelotazos sin sentido. El juego se hizo cortado y lento. Aburrían. A los 46’ Córdoba probó con un tiro libre, que se fue muy cerca. No había tiempo para más.

Para la segunda etapa, los elencos salieron con otra disposición. Dejaron los pelotazos de lado e intentaron generar situaciones por medio de toques y desbordes. Aunque igual les seguía costando. El elenco de Farina salió mejor. Tuvo dos claras en apenas un minuto de diferencia. Esto ocurrió a los 17’ y 18’, primero fue Lucero quien avisó con un nuevo cabezazo que fue detenido correctamente por el arquero Leonardi. La otra fue tras una buena jugada previa con mucho toque que terminó en centro, Cristian Rizzo la conectó con el parietal derecho y el esférico se estrelló en el poste y la despejaron los defensores. Siete minutos más tarde volvió a avisar el Centro con una nueva pelota parada en los pies de Córdoba, que ejecutó directo y se fue cerca. Pero a los 30’, después de tantos avisos, llegó el ansiado gol. Jugaron rápido un tiro libre para Navarro, que desbordó y envió el centro. De cabeza y en palomita llegó Lucero para poner el partido 2-1 a favor del Naranja. El partido estaba llegando al final, pero las emociones no terminaban. Primero fue la expulsión de Vera, que enojado insultó al juez Mostaccio. Pero quien se lució fue Horacio Onni, el portero de Rivadavia, tapó en los últimos dos minutos de juego, dos situaciones claras de gol que significaban el empate de Murialdo.

El Naranja se recuperó luego de la dolorosa goleada de la fecha pasada y consiguió una importante victoria frente al puntero, del que queda a 6 pts. El Canario no jugó un buen partido, no pudo hacer lo venía realizando en el torneo y se llevó su segunda derrota en el campeonato, aunque continúa en la cima de la tabla.

 

Fuente: Mendoza Gol

1 Comentario »

  • el observador dijo:

    EL CENTRO DEP. RIVADAVIA, NO SE MERECE EL ESTADO DE ABANDONO EN QUE SE ENCUENTRA EL PREDIO DEL ESTADIO DE FUTBOL. LAMENTABLE !!!