HomeDEPARTAMENTALES

Un puntero político «free lance» se adjudicó la usurpación de las tierras desalojadas por la Policía en Palmira

01/06/2012 Opina

“¡Yo pagué!”, lloraba desconsolada una mujer de rasgos norteños, mientras sostenía a una criatura en brazos y la policía custodiaba que las máquinas de Vialidad Provincial derrumbaran un cobertizo de cañas y nailon negro. La protagonista de esta historia fue una de las personas que soportaron un desalojo compulsivo este jueves en la mañana en un terreno de Palmira usurpado hace un tiempo atrás.

Ella, su marido y sus tres hijos se habían refugiado allí desde mediados de abril. Antes vivían en una casa de adobe de una finca y por este tiempo llegaron dos hombres a ofrecerles un terreno que podía ser de ella, siempre y cuando se animara a ocuparlo inmediatamente junto a otras 300 familias.

“Yo les di plata. Me dijeron que había que pagar $50 por semana como cuota del terreno y también me daban agua y luz. Decían que tenían contactos políticos y que esas tierras no eran de nadie”, dijo entre lágrimas, que hacían que se les pegara el polvo que levantaban las motoniveladoras.

Ahí, frente ese cobertizo que se derrumbaba, había un poste de cuatro metros en cuyo extremo superior estaban perfecta y técnicamente sujetados, dos cables de media tensión que hacían llegar hasta allí corriente monofásica y que habían sido colocados este pasado domingo. Un poco más allá, como de milagro, una canilla surgía del terreno polvoriento y dejaba caer algunas gotas por problemas en el cuerito.

Como esta mujer hubo muchos esta mañana que, ante policías y funcionarios judiciales, gritaban los mismos argumentos: que pagaron, que les habían prometido una alternativa habitacional gracias a “contactos políticos” y que estos mismos “contactos” habían permitido que llegara sin trámite alguno el agua corriente y la luz hasta la puerta de su carpa tapera.

Pero las 20 hectáreas tenían tres dueños: La Unión Vecinal José Hernández; la sucesión de la familia Castro y la Fundación Educar formada por seguidores del líder espiritual Sai Baba. Entonces, llegaron las denuncias, las intimaciones de desalojo, algunos intentos de negociación y finalmente, después de un mes y medio, el desalojo compulsivo.

Flecha García, el puntero
Pese a que no era uno de los ocupantes, quien se reconoció como líder de la movida fue Hugo Carlos García, conocido en Palmira como Flecha García, quien dijo ser “peluquero” de profesión y aceptó que es un puntero político “porque la gente me reconoce. Estamos para eso”.

Reconoció haber movilizado gente en las últimas elecciones a votar por el peronismo local “para apoyar al Gobierno nacional. Si, los llevé”. García tiene una larga historia de militancia social, nacida en momentos de la debacle del gobierno de Fernando De La Rúa. Por esos años se encuadraba dentro del Frepaso, después pasó a integrar la Federación de Tierra y Vivienda, encabezada a nivel nacional por Luis D´Elía, de la que se separó en no muy buenos términos para sumarse a Libres del Sur.

En época de la severa crisis que vivió el país y Palmira en especial encabezó repartos de mercadería, cortes de ruta y protestas sociales
de los sectores más necesitados.

Sin embargo cuando ahora en el ambiente político lo quieren encasillar nadie puede hacerlo con total certeza. El propio Flecha se definió así: “Defiendo la política nacional. Aunque en este momento no pertenezco a ninguna fuerza política».

Este portal contactó a una fuente judicial para consultarle sobre la actividad de García. “Se quien es. Hace unos días vino a la Fiscalía a denunciar la usurpación de una propiedad que él mismo había usurpado hace un tiempo”, sostuvo.

Incluso el mismo Flecha reconoció a la prensa: “Tengo algunas cosas. Si, claro que tengo. Tengo varias. Pero siempre por defender estas causas ”.

García fue una de las 11 personas que fueron aprehendidas esta mañana. La fiscal en turno María Mónica Fernández Poblet no descartó que el dirigente haya incurrido en los delitos de Instigación a la usurpación o estafa. Su suerte depende de las declaraciones que se tomen en los próximos días y en la investigación de las tres causas penales que están en curso por la ocupación.

 

Fuente: Diario Uno.-