HomePOLITICA

Cristina presentó el plan estratégico de la nueva YPF

06/06/2012 Opina

La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner convocó ayer «a todos los que forman parte de la cadena de valor de YPF, al trabajo y a la eficiencia productiva para sacar adelante a la compañía» y comprometió el esfuerzo de su gobierno para lograr el objetivo de aumentar la producción y reservas de hidrocarburos de la petrolera que ahora tiene mayoría accionaria estatal.

Asimismo, la Presidenta resaltó «el modelo de empresa mixta adoptado para YPF, la calidad profesional y de independencia ideológica del nuevo directorio», y afirmó que esa empresa «terminó fundida (durante la gestión Repsol) pero muchos contratistas terminaron multimillonarios».

En el acto de presentación del Plan Estratégico de la empresa para los próximos cinco años, el presidente y CEO de la compañía, Miguel Galuccio, adelantó que «dentro del Plan de Alto Impacto definido para 2012 se acelerarán e incrementarán las inversiones en el 40 por ciento», y que YPF perforará el próximo año más de 1.000 pozos, «cifra que no se alcanzaba desde 1996».

La flamante conducción de YPF presentó ayer en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires el avance del Plan Estratégico para el quinquenio 2013/2017, indicando que la inversión requerida para desarrollarlo será de casi 39 mil millones de dólares que la petrolera confía obtener «mayoritariamente financiada con flujos propios provenientes de las operaciones».

Galuccio y la Presidenta fueron los únicos oradores del encuentro realizado en el hotel Sheraton, que contó con más de 800 invitados, entre ellos gobernadores, ministros nacionales y provinciales, embajadores, legisladores, empresarios y directivos de la petrolera.

En el estrado, acompañaron a la Presidenta y a Galuccio los miembros del Directorio, el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, y el viceministro de Economía, Axel Kicillof.

A un mes de gestión, Galuccio habló sobre la visión estratégica de YPF, que apunta «a cambiar el paradigma energético y pasar de un país que depende hoy de las importaciones para crecer, a un país que es capaz de explotar sus recursos hidrocarburíferos, abundante en energía primaria».

Las claves de la tarea a encarar pasan por «el rejuvenecimiento de yacimientos maduros y la explotación de recursos no convencionales» (Shale Gas y Tigth Gas).

Galuccio sostuvo que «antes de correr debemos caminar. Nuestra necesidad inmediata es detener el declino de la producción y por eso, en esta primera etapa, se va a desarrollar una estrategia apuntando a revertir la caída de producción y recuperar la credibilidad en el mercado nacional e internacional».

Galuccio señaló que «es evidente la falta de sintonía en los últimos años entre el crecimiento del Producto Bruto del país, que promedió casi 8 por ciento, y la caída de la producción de petróleo y gas, de alrededor de 6 por ciento anual, lo cual obligó a incrementar las importaciones, que le costaron al país 10 mil millones de dólares el año pasado».

Explicó asimismo que esa situación llevó a que YPF perdiera protagonismo en la producción de energía en los últimos 10 años, puntualizando que «Repsol YPF fue responsable del 80 por ciento de la caída de la producción de petróleo y del 100 por ciento de la del gas del país».

El directivo detalló «lo que puede definirse como el nuevo ADN de YPF. Vamos a hacer una empresa de energía con sentido nacional, profesional, integrada, competitiva, global, que genere valor para sus accionistas, comprometida con la seguridad y el cuidado del medio ambiente», enfatizó.

«Con la explotación de un área estimada en apenas el 15 por ciento de la extensión del reservorio Vaca Muerta se podría solucionar el problema del déficit que tiene nuestro país», enfatizó Galuccio, y consideró que «para ello necesitamos reinvertir en una primera etapa las utilidades de la compañía y atraer inversores nacionales e internacionales».

«Podemos ponernos a la vanguardia en América Latina en el uso de la tecnología aplicada al petróleo y gas no convencional», aseveró.

Galuccio señaló que eligió un equipo de management en base a su profesionalismo, experiencia y fuerte compromiso para transformar a YPF en una compañía con sentido nacional que se destaque por su competitividad y generación de valor.

«Es importante que seamos realistas, aclaró. Si bien me gustaría duplicar la producción de gas y combustible de la noche a la mañana, no soy mago. Ésta es una industria en la cual cada barril de producción incremental requiere de inversión, tecnología y ante todo, mucho trabajo».

 

Fuente: Diario Los Andes.-