HomeSOCIEDAD

Una mujer pidió que no le devolvieran la plata que le robaron para no timbeársela

11/06/2012 Opina

Entre dramas, miserias y repasos de la violencia, los auxiliares que trabajan en las unidades y oficinas fiscales tienen, cada tanto, algún motivo que les despierta la risa o, al menos, que quiebra ese constante relato del agresivo mundo en el que se vive.

Hace un par de días atrás una señora olvidó su tarjeta de débito colocada en el cajero automático. Un oportunista se percató de ello, la utilizó para sacarle $800 de la cuenta y después se dedicó a huir sin demasiado apuro con la plata y el bendito plastiquito.

La olvidadiza señora se dio cuenta de que le faltaba la tarjeta cuando llegó a la esquina de 9 de Julio y San Lorenzo de la ciudad de San Martín, allí donde hay a 10 metros un supermercado y a 30 un salón de juegos de azar del Casino de Mendoza.

Por suerte la mujer se cruzó con personal de la Unidad Motorizada de Acción Rápida que tomaron cuenta de la situación y con una descripción del único cliente que la mujer recordaba que estaba detrás de ella realizaron un breve barrido de la zona. Así fue que a las pocas cuadras encontraron al descuidista y en uno de sus bolsillos la tarjeta olvidada y los $800 recién retirados.

Lo curioso del caso es que cuando se estaban realizando todas las actuaciones en la Unidad Fiscal y los auxiliares se disponían a realizar la devolución del dinero a la mujer, esta les imploró: “¡No! Por favor…¿no hay otra manera de que me den la plata? ¡Si me la dan toda junta me la gasto enseguida!”.

Luego la señora les dijo que ella, conociendo sus debilidades, tenía la precaución de realizar pequeñas extracciones en el cajero “para no tentarme” y así “la plata me dura un poco más”.

No hubo forma. La señora tuvo que salir de la fiscalía con sus $800 recuperados. Difícilmente haya ido a depositarlos nuevamente y, si su pálpito era certero, seguramente tampoco llego a su casa con ese dinero. Vaya a saber si después, al regresar a su casa, argumentó robo o despilfarro.

 

Fuente: Diario Uno.-