HomeMAS NOTICIAS

Aranda minimizó decisión de Cristina de no mandar gendarmes y negó que vaya a afectar su plan de seguridad

26/06/2012 1 Comentario

Luego de que la presidenta Cristina Kirchner cerrara la posibilidad a las provincias del envío de gendarmes para sumarlos a la lucha contra la inseguridad, el ministro Carlos Aranda minimizó el anuncio presidencial y negó que pueda perjudicar a su plan de seguridad anunciado días atrás.

«Nunca dijimos que íbamos a pedir más gendarmes, sino que íbamos a trabajar con los que ya están en Mendoza. Por eso es que de ninguna manera lo que dijo la presidenta influirá negativamente en nuestro paquete de medidas contra la inseguridad», argumentó el funcionario.

La mandataria había asegurado, durante una emisión en cadena nacional, que tras la muerte de 11 gendarmes que habían sido enviados por el gobierno nacional a la protesta gemial de Cerro Dragón, en un accidente ocurrido este martes en Chubut, «no vamos a someter más a la Gendarmería a situaciones que deben ser responsabilidades de los gobiernos provinciales».

De esta manera Cristina cerró la puerta al futuro envío de efectivos a combatir la delincuencia en el interior. Mendoza barajaba pedírselos a Nilda Garré, titular de la cartera de Seguridad a nivel nacional, aunque ahora esta posibilidad quedó totalmente descartada.

Inseguridad

Hace dos semanas, las noticias de los crímenes del abogado penalista Adolfo Moreno, y de la empleada bancaria María Lourdes Gordillo de Croce, ocurridos ambos en Guaymallén, sacudió a la comunidad.

Los asesinatos pusieron en el ojo de la tormenta al mismo ministro Aranda y al jefe de la Policía de Mendoza Juan Carlos Caleri, quienes tuvieron que dar explicaciones en la Legislatura y ante la Bicameral de Seguridad al presentar una batería de medidas tendientes a combatir la ola delictiva.

El plan consistía en convocar nuevamente a la fuerza a policías retirados y licenciados, sacar a la calle a los que cumplen labores administrativas, poner la lupa en los orígenes de las fianzas de los delincuentes y sumar efectivos de Gendarmería a la acción.

Para la oposición y familiares de víctimas de delitos, el paquete anti delito del ministro fue un mero «refrito» de otros anunciados en años anteriores. Para el Ejecutivo, es un paliativo de la inseguridad, máxime si se evaluaba pedirle a la Nación el envío de más gendarmes, iniciativa que quedó trunca tras el enojo de la presidenta.

1 Comentario »

  • el observador dijo:

    Correcto: no afecta al plan de seguridad, pero si al de inseguridad.-