HomeMAS NOTICIAS

Empezó la intervención en el Saporiti e investigan amenazas al director renunciante

26/06/2012 Opina

El ministerio de Salud intervino las instalaciones del hospital Carlos Saporiti de Rivadavia, ante la necesidad de reorganizar la situación administrativa y sanitaria de la institución ante los últimos hechos de amenazas que se suscitaron en contra del director del hospital, Pablo Campos, lo que motivó al facultativo a presentar su renuncia sin vuelta atrás.

En estas últimas horas, se supo que un abogado de nombre, Emilio Vázquez Viera y un contador, estarían por 90 días llevando el control del hospital del Este, hasta tanto se aclare la situación.

Campos, hace unos días atrás, había denunciado amenazas anónimas y destrozos en su consultorio privado ante la Fiscalía de Rivadavia.

La decisión de Campos generó malestar entre los empleados del hospital y líderes de organizaciones sociales, como también así, de los mismos vecinos que se congregaron en más de una oportunidad para pedir que se investigara, no sólo las irregularidades del centro asistencial, sino también las amenazas hacia el director y su familia.

Lo sucedido en el hospital ha sido por estos días tema de debate en cada rincón de Rivadavia, inclusive hasta en las misas del párroco del pueblo, Aldo Ballone, se mostró preocupado por la situación que daña no sólo la honestidad de un profesional, sino a una institución en general. “En el fondo ¿quien esta manejando todo tras las bambalinas del hospital? Esto es un hospital público y no puede ser manejado por personas que están detrás y en la oscuridad, en un país con democracia, esto es realmente preocupante”, expresó el sacerdote.

Pero fueron los mismos integrantes que conforman la planta de personal del hospital, vecinos, autoridades municipales y líderes de organizaciones civiles quienes solicitaron al titular de la cartera de Salud de la provincia, Carlos Díaz Russo, que investigue el origen de las amenazas hacia Campos.

Por esta situación se conoció en las últimas horas que por un lapso de 90 días, el ministerio de Salud, tomará cartas en el asunto, para tratar de aclarar la crisis institucional que atraviesa el hospital.

“Estos días han sido muy angustiantes para mí, tenia muchos sueños para el hospital y para la comunidad y se ven truncos. En la balanza la seguridad familiar y personal hace que uno sepa marcar determinados límites y lamentablemente no fui yo quien los marcó” dijo Campos, quien asumió en su cargo el 16 de abril de este año.

“Pasa que no tiene militancia política, cuando asumió revisó contratos y prestaciones y tocó intereses políticos, de allí el malestar de algunas personas que tenían importantes beneficios, es lamentable que gane la corrupción” expresaban distintos voceros en la vereda del hospital. En Rivadavia se relacionan las amenazas a algunos procesos de licitación que se están dando en el hospital y a algunas presiones políticas.

 

“Somos un pueblo pacífico, no estamos acostumbrados a las amenazas, el doctor Campos no merece estar atravesando por esta situación. Por eso hemos elevado un proyecto para que la comisión de Salud del Senado de la provincia se constituya en comisión investigadora de los hechos aportando y recepcionando los rumores que todo el pueblo de Rivadavia conoce y además, para arrojar transparencia a esta situación que nos entristece” expresó el senador radical, Gerardo Del Río.

 

Jorge LLaver es el presidente del Círculo Médico del departamento y calificó los hechos como “vandálicos hacia el desempeño de buenas personas en la función pública. Hay gente que quiere sembrar el pánico y el desasosiego de la vida normal de los ciudadanos y así como son partidarios de interrumpir el manejo de un hospital, lo hacen también con la vida”.

 

Se supo que Campos estará solo unos días más hasta tanto pasen estos 90 días donde el ministerio de Salud investigue o al menos trate de determinar cual o cuales fueron los factores que llevaron a la renuncia del director y las irregularidades de algunas situaciones expresadas por los propios empleados de la salud local.

 

Fuente: Diario Uno.-