HomeMAS NOTICIAS

Obligarán a plasmar las huellas del bebé y la madre tras el parto

07/07/2012 3 Comentarios

 

Un nuevo certificado médico de nacimiento con medidas de seguridad implementará la provincia: será numerado, tendrá un sello de agua e incorporará por primera vez las huellas plantares del recién nacido junto con las impresiones digitales de su madre.

Se restringirán así las posibilidades de falseamiento en prácticas tales como el tráfico de niños. Además el Registro Civil podrá decidir de oficio la identificación de los bebés cuyos padres no hayan tramitado su partida de nacimiento y DNI después de un plazo de 40 días.

La actualización de la ley nacional Nº26.413 –del Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas– fue aprobada en 2008 y Mendoza no había adherido ni reglamentado su norma al respecto, por ejemplo, en lo referente al procedimiento de registro de las personas al nacer. Las medidas se discuten hace casi dos años en esta provincia, aunque fueron aprobadas por la Legislatura provincial recién esta semana.

Dado que el proyecto surgió del Ejecutivo, en el transcurso del debate legislativo se hizo una prueba piloto en el hospital Schestakow, de San Rafael. En el resto del territorio provincial se avanzó capacitando a algunas obstetras en la toma de huellas, que se haría con tinta y se plasmarían en el papel, lo que ocurriría dentro de las propias maternidades.

“Todos los centros asistenciales públicos y privados serán obligados a remitir el nuevo certificado de nacimiento al Registro Civil. Si la madre no acude a documentar a su hijo, indefectiblemente se lo inscribirá. Se expedirá su partida de nacimiento y también su número de DNI, en el que figurará el nombre que expresó la madre tras el parto”, explicó Olga Videla, titular del Registro Civil.

La directora de Epidemiología, Adriana Koch, quien participó en el armado de la iniciativa, detalló los plazos del certificado: “Quedará en la institución y se entregará una copia a los padres. El hospital tendrá 48 horas para remitir este documento al Registro Civil que corresponda (dentro del hospital o fuera de él), donde los padres deberán asentar al recién nacido en el transcurso de 40 días corridos. Vencido ese tiempo, el Registro va a esperar 20 días más para inscribir al chico”.

Esta funcionaria dijo que el papel firmado por el médico contendrá una serie de normas inviolables como la prenumeración –el Ministerio de Salud será el único organismo que entregará los certificados a las instituciones–, sello de agua, además del nombre del menor y sus impresiones plantares, los datos de la madre y su marca dígito pulgar derecha.

Es en este contexto también que las principales maternidades públicas mendocinas –como los hospitales Lagomaggiore, Paroissien, Perrupato, Scaravelli y Schestakow– incorporaron desde 2011 sus Centros de Documentación Rápida (CDR), para que la notificación del nacimiento llegara al Estado rápidamente.

“A partir de que Mendoza aprueba la adhesión y reglamentación a la norma nacional, el Ejecutivo tiene 10 días para comenzar a implementarlo”, sumó Koch.

¿Inviolable?
Las maternidades públicas ya implementaron algunos procedimientos para asegurar la identidad de los bebés, como los registros civiles in situ y el sistema biométrico de identificación (huellas, fotografía y tarjeta del bebé). Pese al avance que implicaron, muchas mujeres se van de los hospitales sin el alta médica, otras no documentan a sus hijos y algunas falsean sus datos identificatorios cuando el objetivo es entregar al niño por nacer a otra familia. Con los cambios previstos, salvo que la parturienta cuente con la anuencia de un empleado hospitalario, se acotan las posibilidades de alterar la identidad: la huella digital es una impresión visible, de carácter individual, que difícilmente pueda vulnerarse.

“Cuando nacía el bebé sus padres obtenían el certificado y lo asentaban después en el Registro Civil. Ese papel tenía datos mínimos. Muchas veces sucedía que ante el olvido de sus progenitores, los recién nacidos quedaban indocumentados, vulnerándose así el derecho a su identidad”, explicó la directora de Epidemiología, quien avanzó en otro aspecto que servirá para asegurar a los menores: “El único organismo que podrá expedir los certificados en blanco será el Ministerio de Salud, donde quedarán inscriptos los números de los mismos, en qué fechas se entregaron y a qué hospital fueron otorgados”.

El médico o el licenciado en obstetricia habilitado podrá probar el nacimiento firmando el certificado médico de nacimiento.

También existirá un certificado de nacimiento sin asistencia profesional, cuando el parto ocurra en la calle o en un domicilio, pero que luego deberá ser ratificado por los profesionales de una institución hospitalaria y dos testigos.

Los nacimientos en la calle y en el domicilio 
De los 34.000 nacimientos que se producen en Mendoza por año, unos 60 ocurren en la vía pública o el domicilio. Así lo informó la médica Adriana Koch, directora de Epidemiología, quien trabajó para que Mendoza actualizara las normas de registro de recién nacidos.

Pese a que representan un porcentaje ínfimo, estas situaciones están contempladas en las nuevas medidas. Una vez que suceda el parto, la mujer será llevada al hospital más cercano. Su estado puerperal deberá ser verificado por un obstetra y dos testigos del nacimiento, y luego se expedirá un certificado de nacimiento sin asistencia profesional, en el que constarán los datos y las huellas, como las características del parto.

Sin documentos
Muchas embarazadas llegan a las maternidades sin su documentación, escenario perfecto para el falseamiento de datos. Lo que establece la ley en este sentido es que las mujeres no podrán obtener el alta médica si no tramitan su DNI (que será posible sólo en los hospitales públicos) y si eso no sucede porque no hay Registro Civil en la institución, se dejará constancia de la situación también en el certificado médico, donde aparecerán los datos de los progenitores, información sobre el parto y datos de dos personas que firmen como testigos.

El nuevo certificado 
Cambios. El certificado vigente contenía sólo datos mínimos del parto y la madre.

 

El formulario con sello de agua, prenumerado y denominado “Certificado médico de Nacimiento” tendrá la siguiente información para dotar de seguridad a la primera identificación de los recién nacidos:

a) De la madre: nombre, apellido, tipo y número de documento identificatorio, edad, nacionalidad, domicilio y la impresión dígito pulgar derecha.

b) Del recién nacido: nombre con el que se lo inscribirá, sexo, edad gestacional, peso al nacer e impresión plantal derecha.

c) Tipo de parto: simple, doble o múltiple.

d) Nombre, apellido, firma, sello y matrícula del profesional médico u obstétrico habilitado que atendió el parto.

e) Fecha, hora y lugar del nacimiento y de la confección del formulario.

f) Datos del establecimiento médico asistencial: nombre y domicilio completos.

 

Fuente: Diario Uno.-

3 Comentarios »

  • Nancy Sofía dijo:

    Esta parte del texto no la entendí…!
    “Todos los centros asistenciales públicos y privados serán obligados a remitir el nuevo certificado de nacimiento al Registro Civil. Si la madre no acude a documentar a su hijo, indefectiblemente se lo inscribirá. Se expedirá su partida de nacimiento y también su número de DNI, en el que figurará el nombre que expresó la madre tras el parto”, explicó Olga Videla, titular del Registro Civil.

  • Nancy Sofía dijo:

    Sigan publicando la actualización de este tema. Muy interesante..!

  • patricia dijo:

    Muy buenas medidas para terminar con el negociado de la vida…
    Sigan informando por favor…