HomeMAS NOTICIAS

El 90 por ciento de las violaciones denunciadas queda impune

03/08/2012 Opina

Según el informe que elaboró la Asociación de Víctimas de Violaciones (AVIVI), apenas el 13% de las presentaciones por abuso sexual que llegan a la Justicia terminan con alguna condena. En el caso de la Ciudad de Buenos Aires y la provincia homónima, el porcentaje cae hasta el 10%.

“Nos alarma mucho la cifra”, dijo Leuzzi en diálogo con Infobae.com, y se quejó del modo en que las autoridades suelen proceder en este tipo de delitos. “Si trabajaran como corresponde, el número sería otro”, aseguró.

Leuzzi, cuya hija fue víctima de una violación, señaló que las preguntas y la actitud que tanto la policía como los fiscales y jueces acostumbran a emplear para dirigirse a una mujer que intenta denunciar un acto de acoso termina por inhibirlas. Las dudas que se plantean sobre sus relatos en muchos casos las llevan a optar por no decir nada, explicó.

Criticó, además, la falta de seriedad que –sostuvo– tienen las investigaciones. Según dijo, las autoridades fallan a menudo en el cotejo de datos o en la celeridad que requiere una detención. También cuestionó que en los jurados predominen los hombres y, en general, el machismo que abunda en el ámbito judicial.

Las estadísticas de la asociación indican que en 2011 los hechos por violaciones fueron 3.367, mientras que los ataques con “acceso carnal” superaron los 900. Si a eso se suman los 6.993 casos registrados de “otros delitos contra la integridad sexual”, el número supera los 1.300.
Según Leuzzi, la cifra real es ampliamente superior, debido a que es muy común que ese tipo de episodios no llegue a denunciarse debido a distintos motivos, entre ellos la vergüenza y el miedo a sufrir represalias.

La titular de AVIVI dijo que en la provincia de Buenos Aires entre siete y ocho mujeres son objeto de un acoso a diario. En ese sentido, reprochó que –pese la alta tasa de reincidencia que existe en este tipo de delitos– no se haga un seguimiento de los condenados una vez que consiguen su libertad.

Fuente: Infobae