HomeMAS NOTICIAS

La nuevas partidas de nacimiento llevarán las huellas de la madre y el hijo

28/08/2012 Opina

En un mes, aproximadamente, los recién nacidos de Mendoza podrán obtener un nuevo certificado médico de nacimiento, el que tendrá varias medidas de seguridad para evitar el robo de bebés.  La documentación, que estaría aplicándose entre setiembre y octubre próximos, contará con un sello de agua, un número único, la huella digital de la madre y la huella plantar (de los pies) del bebé.

El trámite será veloz, justamente para evitar cualquier tipo de práctica delictiva en las horas posteriores a un parto, como tráfico de bebés y hasta irregularidades en las estadísticas provinciales, según anunció este lunes Fernanda Lacoste, subsecretaria de Relaciones Institucionales del Ministerio de Gobierno.

Según apuntó Lacoste, apenas nazca el niño o niña se registrará en las unidades móviles del Registro Civil Móvil instaladas en todos los hospitales públicos con Maternidad de Mendoza, incluso en los privados, donde también habrá un Registro Civil común para el sector.

La idea es que una vez que se obtenga el certificado de nacimiento, que será gratuito en todos los hospitales públicos y clínicas privadas de maternidad, tenga una copia el hospital y no los padres. El nosocomio tendrá hasta 48 horas para enviarlo al Registro Civil correspondiente y, desde ese momento, los papás tendrá un plazo de 40 días para inscribir los datos de su hijo en Registro Civil.

En caso de cumplirse ese período de tiempo y que los padres no hayan registrado al recién nacido, el Registro Civil actuará de oficio después de los diez días de cumplido el plazo (es decir, a los 50 días de nacido el niño).

«Hay padres que van a anotar a su hijo recién a los dos años de nacido. Es un problema, no sólo por los futuros delitos que promueve indirectamente, sino también porque modifica las estadísticas de nacidos vivos en nuestra provincia», explicó Adriana Koch, directora de Bioestadística de Mendoza.

Sin registros de tráfico de bebés

Actualmente, hay un bache de información respecto del robo de niños en la provincia. Justamente, con la nueva documentación se intentará prevenir la mayor cantidad de delitos posible. «Con este sistema habrá muchísimo más control y filtros para registrar a los recién nacidos», agregó Koch, quien fue la encargada de diseñar el nuevo certificado para toda la provincia.

«El robo de bebés en Mendoza es una práctica nula. Aquí está bastante controlado», continuó Lacoste, que ratificó la falta de información específica sobre neonatos en la provincia en la actualidad.

La medida forma parte del Programa DNI Cero, destinado a la Identificación biométrica, que ya se aplica en todos los departamentos desde enero de este año.

Fue después de que Mendoza adhiriese a la Ley Nacional 26.413 cuyo Programa DNI-tarjeta ya registra las huellas digitales, aunque sólo del bebé y no de la mamá.

Otro de los cambios se registrará en la inscripción de aquellos bebés que nacieron sin asistencia médica o fuera de un hospital. Ahora presentan un certificado médico y dos testigos, para poder inscribir al bebé. A partir de la puesta en marcha del nuevo sistema, los padres deberán acudir exclusivamente a un hospital público, para que el médico certifique la edad del niño y compruebe el estado pauperal de la madre; sólo así podrá inscribir al pequeño.

Hace dos años que el certificado da vueltas entre las distintas áreas de Gobierno y las dos cámaras de la Legislatura provincial.

Según Koch, «ya están los nuevos certificados de nacimiento impresos. Sólo falta que nos den el visto bueno para comenzar a distribuirlos en clínicas y hospitales».

Mendoza se hizo eco recién este año con el fin de regularizar los datos de nacidos vivos en la provincia, cuando en el país la Ley de Documentación y Sistema Digital en el Registro Civil viene aplicándose desde el 2008.

De hecho, el viernes pasado, el personal de Registro Civil asistió a una Jornada de Capacitación sobre el sistema de Identificación Biométrica de recién nacidos.

«Fue una jornada para plantear lasa mayores dificultades que tuvo el personal, y hacer un seguimiento de cómo funciona el sistema nuevo», explicó Lacoste.

En el caso del certificado médico de nacimiento que llegaría a principios de octubre, se prevé otra reunión y capacitación permanente a los empleados de organismos públicos.

Además de dar conocimiento al personal administrativo, desde el Gobierno consideran «clave» el hecho que los mendocinos logren entender todo el procedimiento para ponerlo en práctica fácilmente. Por esto, aseguran que, antes de la implementación del nuevo certificado se realizará una campaña de comunicación intensiva a través de medios masivos y cartelería callejera, para que los padres comprendan el nuevo sistema.

 

Fuente: Diario El Sol Online.-