HomeDEPARTAMENTALES

Desde La Paz a Kaliningrado (Rusia) para dirigir un Mundial de Fútbol

31/10/2012 Opina

Que el deporte es una de las actividades mas movilizantes y que ha cambiado radicalmente la historia de muchos de los que lo practican no es una novedad, pero cuando el amor y la vocación llevan a recorrer distintos caminos a alguien cercano al lugar donde uno vive, esta historia toma una relevancia mayor. Este es el caso de Luis Alberto “Mancuso” Molina, quien se desempeñó como árbitro de fútbol en la Copa del Mundo de Fútbol Amputados 2012 que se disputó recientemente en la Ciudad de Kaliningrado en Rusia.

Este evento deportivo que reunió a seleccionados de 12 países y en el que se consagrara campeón el seleccionado de Uzbekistán (ocupando el seleccionado nacional el 4° puesto) contó con el arbitraje en doce de los encuentros de nuestro vecino de La Paz.

Cuando le pedimos que nos cuente la experiencia vivida, no puede ocultar la emoción al narrar el viaje y lo difícil que resulta arbitrar e impartir justicia dentro del campo de juego con temperaturas cercanas a cero grados. Pero que no resulta un impedimento para poder dar rienda suelta a la habilidad y al buen juego.

Solamente fueron cuatro los árbitros que tuvieron la responsabilidad de dirigir durante todo el campeonato, representando a Irán, Ucrania, Turquía y Argentina, lo que obligó a estos referees a dirigir 12 partidos cada uno. Logrando Luis alcanzar el importante número de 50 encuentros internacionales donde pudo impartir justicia.

También participó del Congreso Internacional de Futbol para Amputados, donde se abordaron importantes temas relacionados con este deporte. Tales como la elección de la sede del próximo mundial y la incorporación de esta disciplina en los próximos Juegos Paraolímpicos.

Hoy el campeonato mundial ya quedó en el pasado, pero las expectativas para lo que se viene son grandes para Luis Molina, ya que recibió invitaciones para poder dirigir en Liberia y El Salvador y en el próximo encuentro mundial en México.

En el presente camina y recorre las calles de su amado departamento, saludando a sus amigos y conocidos y compartiendo con ellos las anécdotas vividas en el lejano destino donde el fútbol lo llevó. Como la visita a la Plaza Roja, al Kremlin, la Catedral de San Basilio o las veinte horas y media que tuvo que estar volando para llegar a destino. Pero nada de esto logró cambiar su forma de ser, y lo demostró ni bien regresó a La Paz, cuando se acercó hasta el municipio para agradecer al Sr. Intendente Municipal, Prof. Gustavo Pinto por el apoyo recibido para poder hacer posible esta experiencia y por el permanente auspicio que el Futbol para Amputados recibe desde el Municipio, poniendo a disposición del seleccionado nacional las instalaciones del Complejo Deportivo y Recreativo de La Democracia para realizar sus entrenamientos.