HomePOLITICA

La candidatura de Alejandro Abraham reavivó la interna del justicialismo

12/12/2012 Opina

Un hecho político complicó la foto de unidad que el peronismo mendocino se quería sacar, para destacarse de la UCR, donde la interna sigue al rojo vivo.

El lanzamiento de la candidatura a diputado nacional del presidente del PJ, Alejandro Abraham, afectó el clima en el oficialismo, a sólo cuatro días del congreso partidario que preparaba para cerrar el año.

La reacción surgió del sector azul, que está en la vereda de enfrente de La Corriente Peronista, la línea interna en la que convergen Abraham, el vicegobernador Carlos Ciurca y referentes como Rubén Miranda (intendente de Las Heras) y el ex secretario de la gobernación Alejandro Cazabán.

Jorge Giménez, vicepresidente del PJ y vocero de los azules, no escondió el enojo por el acto que hicieron sus rivales la semana pasada en San Rafael. «Todo venía bien, pero esto no se había hablado. Son las cosas que hace un sector sin avisarle al otro. La idea era definir las candidaturas el año que viene», se sinceró el intendente de San Martín.

Encima el congreso del justicialismo se realizará este viernes en el salón Báltico de Guaymallén, el departamento del cual es intendente Abraham. «Uno espera que Papá Noel venga en Nochebuena, no antes. Igualmente han elegido un candidato que nos cae simpático», expresó Giménez, poniendo un toque de humor en un marco de evidente tensión interna.

El aval de Pérez. La reacción de Giménez se produjo días después de que el gobernador Francisco Pérez avalara el lanzamiento de Abraham en un momento inesperado.

«La candidatura de Abraham es legítima, tanto la de él como la de cualquier otro compañero que tenga aspiraciones», expresó Pérez a fines de la semana pasada.

El mandatario ha decidido ponerse por encima de la interna entre azules y miembros de La Corriente Peronista y aspira a que las candidaturas del justicialismo se definan en una mesa, no a través de internas. «Yo creo que los candidatos los vamos a elegir entre todos porque no hay confrontación ni enfrentamiento», aseguró el gobernador, en medio de un balance del primer año de gestión en el que también se calificó como el conductor del PJ.

Pero las cosas no están tan tranquilas al parecer. Giménez señaló este martes que la idea original del congreso partidario era celebrar la unidad y, precisamente, el liderazgo de Pérez, por encima de cualquier otro dirigente. «Habíamos acordado en la práctica que nadie se adelantara con las candidaturas, porque nosotros estamos gobernando», lamentó el intendente de San Martín.

Giménez también señaló que el último encuentro del PJ, que se hizo en octubre en su departamento, los peronistas brindaron precisamente esa imagen de unidad. «Se dio el logro de mostrar a todos los sectores del PJ acompañando la reforma constitucional, que conduce Pérez. Entendíamos que cualquier otro movimiento, era para el otro año», afirmó.

Vendimia. El lanzamiento electoral de Abraham tomó a muchos por sorpresa. Incluso el gobernador trató de demostrar el fin de semana que sus únicas preocupaciones urgentes están vinculadas a la gestión.

El gobernador, además, dejó para después de la Fiesta de la Vendimia la resolución de temas de máxima relevancia para las elecciones del año que viene, como la decisión de desdoblar o no los comicios en los que se elegirán legisladores nacionales y provinciales.

Pero el fin de año es, electoramente hablando, un poco más agitado que el que describió Pérez. «No es grave la situación, hay que sentarse a charlar, pero evidentemente algo cambió con el acto de San Rafael», señaló en ese sentido el vicepresidente del peronismo.

 

Fuente: Diario El Sol Online.-