HomeDEPARTAMENTALES

La Ciudad de San Martín fue declarada “Ciudad Histórica”

27/12/2012 Opina

La Cámara de Diputados convirtió en Ley la iniciativa venida del Senado, por la cual se declara “Ciudad Histórica” a la Ciudad de San Martín.

En el departamento de San Martín, se colocará en lugares visibles de ingreso a la Ciudad, señalización que testimonie el carácter de ciudad histórica de Mendoza.

La misma fue fundada por el General Don José de San Martín, el 20 de diciembre de 1816 con el nombre “Villa Nueva de los Barriales” y luego, “Villa Nueva de San Martín”, según escritura del Archivo Histórico de Mendoza. Fue elegida por el prócer como lugar de retiro y descanso.

Entre los fundamentos de la iniciativa se explica que para dar impulso a esta nueva Villa, proyectada por San Martín, quiso él mismo ser dueño de un terreno. Así, pide por merced para su hija mendocina, 50 cuadras de estas tierras y también otras para los beneméritos soldados de su ejército que se distinguieron en la Campaña Libertadora. El Cabildo no sólo accede, sino que ordena la colocación de una pirámide en el medio de su plaza grabándose este lema: “Al virtuoso héroe el Excelentísimo Señor Capitán de la Provincia Don José de San Martín, Primer General del Ejército de Los Andes, en gratitud por la acción desarrollada”. Esta afirmación acredita su abolengo de ciudad histórica.

Después de una década es REALIDAD

Hace diez años las historiadoras Cecilia Marigliano y Leonor Moral de Meli presentaban el libro Vivencias Sanmartinianas. En ese entonces las escritoras decían.

Pocos habitantes de esta ciudad muchos menos en el resto de la provincia saben que las calles del casco céntrico, a través de sus denominaciones, demarcan cinco sectores identificables con otras tantas instancias ligadas al general José de San Martín.

Estas son: Los grandes momentos de su vida, El cruce de los Andes, Los hacedores de la Independencia, Los que compartieron sus tiempos y La tierra añorada, según la denominación que impusieron las historiadoras locales Cecilia Marigliano y Leonor Moral de Meli, quienes en el 2002 presentaron Vivencias Sanmartinianas en las calles de la ciudad, un libro que pretende dicen las autoras dar argumentos para el desarrollo de un plan de turismo cultural en San Martín.

La ciudad presenta un sello distintivo que la proyecta en su singularidad. Las calles del casco céntrico y los alrededores recuerdan la obra sanmartiniana, señalan las historiadoras. Cualquier ciudad del mundo explotaría turísticamente esta circunstancia. Pero acá todavía no hay un plan, añaden las escritoras y se entusiasman con la idea de aggiornar la infraestructura pública para potenciar las características turísticas que presenta la ciudad.

En ese sentido, entienden que el circuito con mejores perspectivas es el que denominaron La tierra añorada, que comprende el barrio Las Bóvedas y el museo del mismo nombre, sitio donde San Martín estableció la conocida Chacra de los Barriales.

Para las autoras, es fundamental que en este trabajo se involucren los vecinos. Proponemos, humildemente, que en tareas comunitarias o de uniones vecinales, pueda crearse una cierta identificación en cada uno de los barrios. Ya sea a través de colores, plantas o señalizaciones especiales que constituyan un atractivo para el paseante, deslizan.

El hecho de que la obra del más respetado prócer argentino pueda ser recorrida a través de las denominaciones de las calles, en buena parte es responsabilidad de la Comisión de Cultura que funcionó en el departamento a mediados del siglo pasado, la cual promovió distinguir a la ciudad del Este relacionando sus calles con la vida del Libertador.

Gracias a eso, en 1951 se aprobó la ordenanza que regula el criterio para imponer los nombres de las calles, plazas y paseos públicos ubicados en el casco céntrico y los alrededores. En tanto, en 1976 se completó la reglamentación.

Sin embargo, en los años venideros no siempre se respetó esta idea. Sostienen Marigliano y Moral que especialmente en los barrios Jardín Los Andes y Las Bóvedas se obvió este criterio a la hora de bautizar algunas arterias. Las escritoras creen que es momento de revisar esa situación y corregirla.

Vivencias sanmartinianas en las calles de la ciudad, además de ser el disparador de la discusión sobre cómo aprovechar la historia de esta ciudad para atraer visitantes, es una herramienta valiosa para la enseñanza de la historia del general San Martín en las tierras que luego llevarían su nombre.

 

Fuente: ARN Diario.-