HomePOLITICA

Sergio Salgado, a un año de gestión

14/01/2013 Opina

En ésta primera entrega el Intendente de Santa Rosa habla sobre obra pública, educación y salud como los principales ejes de su Gobierno.

Después de la tormenta, siempre, inexorablemente, sale el sol. El primer mandato de Sergio Salgado se vio envuelto en polémicas y problemáticas de las que supo salir más fuerte y aunque el saber popular con respecto a las sagas cinematográficas dice que “nunca las segundas partes fueron buenas”, Salgado está convencido de que esa máxima no se aplica a otros ámbitos de la vida y por eso viene desarrollando su segundo mandato con la misma fuerza y las mismas ganas que le puso al primero, pero con la sabiduría que solamente te da la experiencia. La tormenta de aquella primera gestión quedó atrás de tal forma que a la hora de las urnas Salgado fue elegido con el 53% de los votos convirtiéndose en el Intendente oficialista de la Provincia que ganó con mayor margen. Una fuerte inversión en obra pública sumado a una gran cantidad de acciones en materia de salud y educación terminaron por dejar un saldo positivo en este primer año y para éste 2013 que recién comienza, el Intendente de Santa Rosa piensa redoblar la apuesta.

ARN: ¿Cómo fue este primer año de gestión en su segundo mandato?

Sergio Salgado: Este fue un año difícil, hubo un contexto económico bastante complejo al cual nos tuvimos que adaptar y siempre tratando de cumplir con todos los compromisos adquiridos. Principalmente con el empleado público, llegamos a fin de año con todos los sueldo al día que era una de los principales objetivos que nos habíamos propuesto y se cumplió. Ante la falta de fondos, tratamos de resentir lo menos posible la obra pública y por supuesto mantuvimos un buen servicio público.

ARN: ¿Qué área destacaría como en la que más se trabajó?

S.S.: Sin duda fueron las áreas de salud y educación. El trabajo que se hizo en educación fue muy importante, logramos abrir nuevos establecimientos, coordinamos la llegada de nuevas carreras terciarias e hicimos una fuerte inversión para arreglar los edificios escolares que ya estaban funcionando. En materia de salud la inversión llego a los tres millones de pesos de presupuesto municipal, sumado a todo lo que invierte el gobierno de la Nación y el de la Provincia. Hoy tenemos un sistema sanitario bastante ordenado que nos permite trabajar en forma tranquila. Haciendo un balance, te diría que fue un buen año teniendo en cuenta el contexto internacional, nacional y por supuesto provincial. Recordemos que el Gobernador recibió una provincia bastante endeudada, con un déficit importante y nosotros no somos autónomos somos autárquicos, dependemos de la coparticipación y esto nos ha ido afectando un poco a todos los departamentos.

ARN: ¿Así y todo asegura que se pudo trabajar bien a nivel departamental?

S.S.: Dentro de estas condiciones que han sido muy complejas se ha podido trabajar bien. Esperemos que este año sea distinto en ese sentido.

ARN: ¿Pudieron cumplir con los objetivos que se habían trazado?

S.S.: Por suerte si, aunque para llegar a esos objetivos tuvimos que hacer algunos recortes. Tuve que tomar la decisión política de recortar algunos gastos, principalmente administrativos para lograr esos objetivos, suprimiendo en los lugares que se podía suprimir sin afectar el normal funcionamiento del municipio.

ARN: Cuando empezó este nuevo mandato se calculaba que había que hacer un ahorro de unos cincuenta mil pesos mensuales para pasar el año sin sobresaltos…

S.S.: En realidad fue un poco más. Una de las cosas que hicimos fue que los empleados que trabajaban algunas horas extra dejaran de hacerlo y nos arreglamos con el esfuerzo de todo el personal. Nos adaptamos a la realidad y algo para destacar fue que no se despidió a nadie, al contrario dimos todos los aumentos que dicto la paritaria en tiempo y forma. Se pagó el aguinaldo el día 20, se está comprando la ropa que exige la ART…

ARN: ¿Y en cuanto a obra pública?

S.S.: En materia de obra pública se hicieron cosas muy importantes, ya sea con el presupuesto municipal o con fondos que gestionamos de diferentes organismos. No hubo una obra de gran envergadura, fueron muchísimas acciones tal vez más “pequeñas” pero que terminarán cambiando la realidad de todos los Santarrosinos. Te repito, fue un año duro, en el que tuvimos que optimizar recursos, en el que tuvimos que utilizar la imaginación y pensar muy bien que destino se le iba a dar a cada fondo que llegó. Cuando no hay recursos pasa como en la casa: Si estas acostumbrado a ganar una cierta cantidad de plata y al otro año ganas menos, tenés que adaptarte. Si tomabas una marca de gaseosa, tomaras otra más barata o tomarás jugo o agua. Así hemos podido llevar la administración adelante, llegar a fin de año y “cumplir” con la tarea.

ARN: De todas esas obras ¿Hay algún en particular que quiera destacar?

S.S.: Ahora empezamos con el parque industrial que será una obra muy importante porque va a generar empleo genuino. Por suerte en los últimos años hubo mucha inversión privada y lógicamente desde el municipio les tratamos de brindar las herramientas necesarias para que esos inversores se instalen y puedan producir tranquilos. Las perspectivas de trabajo son muy buenas. Algo importante es lo que se está haciendo con las plantaciones de maíz, de girasol… Tenemos la plantación más grande de nogales del país y lo bueno de esto es que el valor agregado se va a quedar en Santa Rosa ya que esta empresa compro una bodega que estaba en remate y allí se va a hacer la manufactura por lo que se va a ocupar mano de obra local. Si se dan algunos acuerdos que hemos gestionado vamos a generar una gran cantidad de mano de obra en lo que es manufactura de alimentos.

ARN: La extensa geografía de Santa Rosa hace que no podamos dejar de hablar de ganadería, ¿qué avances se han hecho en ese sentido?

S.S.: Primero que nada, seguimos trabajando en la generación de remates de ganado aquí en el departamento. Se avanzó en la producción de pastura para engorde de animales. Hemos multiplicado en cuatro la cantidad de cabezas de ganado mayor en los últimos tres años y eso se logró por una inversión importante que se hizo en servicios: Poner un red monofilar de 105 km para brindar el servicio eléctrico de Catitas a Arroyitos no fue porque tuviéramos ganas de hacerlo sino que fue para mejorar la calidad de vida de la gente que vive allí y para que el puestero este cómodo. También para que aquel que quiera invertir se pueda instalar y hacer un pozo de agua, pueda producir su propio pasto. Hemos generamos las condiciones para que en caso de sequía los animales tengan asegurada el agua que necesitan y eso ayuda mucho a la hora de captar inversores. Pero para que este círculo virtuoso se cerrara, también invertimos y gestionamos fondos en caminos como la Ruta 153 que nos une con el sur Provincial.

ARN: Esa Ruta estuvo abandonada durante muchísimo tiempo…

S.S.: Cuando asumimos en el primer mandato estaba en un estado lamentable. Hoy está prácticamente nueva, la hicimos en cuatro etapas y faltaría solamente una para que quede completamente arreglada. También la Ruta 71, que en la parte que nos corresponde quedo hecha a nueva incluyendo los semáforos en Doce de Octubre que son tan importantes en el cruce con Ruta 50. Gracias a eso se bajó el índice de accidentes que había. En cierta forma se han hecho las cosas para que aquel que venga a invertir se tenga que preocupar solo en su empresa ya que desde el estado les estamos brindando todas las herramientas que necesita.

ARN: Son cambios sustanciales teniendo en cuenta que el departamento de Santa Rosa siempre fue uno de los más postergados…

S.S.: Hubieron muchos Intendentes que durante su gestión se encargaron de trabajar para el beneficio propio en vez de hacerlo por el de todos los Santarrosinos. Parte de esa postergación de la que hablas se debe en gran medida a que esos dirigentes se preocuparon más por las necesidades de unos pocos que por las de todo el pueblo.

ARN: A mi entender ha sido tan grande esa postergación que ahora, con una acción menor, como la de cambiar luminarias, la gente lo nota ¿siente que se está revirtiendo esa postergación histórica?

S.S.: Es cierto que en muchas cosas fuimos un departamento muy postergado. Yo asumí con siete millones de deuda. Ya hemos reducido esa deuda en un cincuenta por ciento y a la vez hemos hechos muchas cosas por el departamento. Si hubiéramos querido hoy tendríamos esa deuda totalmente saneada pero no hubiéramos podido hacer mucho de lo que se ha hecho. Somos conscientes de todo lo que nos falta conseguir, pero creo que vamos por el buen camino. Por eso te decía lo importante que fue para nosotros todo lo hecho en materia educacional. Tener hoy en día seis carreras a nivel terciario hace cinco años atrás era algo impensado, había solo una carrera a nivel terciario y funcionaba como un aula satélite…

ARN: En gran medida esas seis carreras se gestionaron en el mandato anterior…

S.S.: Si aunque en algunos casos terminamos de darle forma en éste último año. Ahora sumamos dos carreras más y varias licenciaturas. Tener un secundario en Ñacuñán era improbable y éste año hicimos el primer corte. También inauguramos en estos cinco años dieciocho nuevos edificios escolares. Se va a concretar el viejo anhelo de la escuela Pinto que lleva 52 años de espera. En eso debemos agradecer la decisión política tanto del Gobernador como de la Señora Presidente para que finalmente se lleve a cabo. El terreno lo dono el General Perón cuando era Ministro Taiana y para nosotros es una obra simbólica, parece increíble que hayan pasado 52 años, en los que también pasaron muchísimos Intendentes y Gobernadores. El crecimiento que ha tenido el departamento a nivel educativo es una realidad innegable.

ARN: Y eso ayuda a bajar los fuertes índices de desarraigo…

S.S.: No solo el desarraigo, sino que también le dimos la oportunidad a muchos chicos de seguir estudiando porque no tienen los medios para hacerlo en otro lugar. Hoy tenemos alumnos que vienen de Rivadavia, de San Martin y hasta de Maipú. A nivel regional hemos hecho un polo educacional muy importante complementándonos con otros municipios, principalmente con San Martin para ir rotando las carreras y así se den algunos cortes aquí y otros allá. Además de que siempre tratamos de que las carreras o tecnicaturas tengan una salida laboral rápida porque es muy importante para los chicos terminar de estudiar y tener trabajo. ¿Qué más puedo pedir como Santarrosino que nuestros chicos estudien en nuestra tierra y puedan conseguir trabajo en el departamento?

ARN: En ese sentido ¿hay algunas carreras orientadas a la producción agropecuaria del departamento?

S.S.: Ahora vamos a tener la Tecnicatura en Administración del Agua. Una carrera por demás necesaria no solo para el departamento sino también para toda la provincia, ya estamos inscribiendo y con muy buenas perspectivas. También vamos a empezar en la Escuela Crocce una Tecnicatura en Enología, con todo lo que significa para nosotros como productores vitivinícolas.

 

Fuente: ARN Diario.-