HomeSOCIEDAD

Una historia que merece ser contada

19/05/2013 20 Comentarios

Adela Luna de Orrego es una humilde vecina del Bº La Florida, del distrito de Los Campamentos de Rivadavia. Está casada hace 25 años con Pedro  y es madre de dos hijos, María Luz y Milton. Su pasión es pintar, por eso mismo dicta clases de pintura, y, aparte de ser ama de casa, atiende una verdulería en su propio hogar. Esta señora, de gran sencillez y simpatía, protagonizó una historia muy particular, en donde la solidaridad y el amor al otro son los resaltantes de la misma, a continuación paso a contarla…

Adela es vecina aledaña de Pablo, más conocido como Pablito ‘el zapatero’. “Desde que me casé hace 25 años y vine al barrio vivo al lado de Pablito, ahí él era más jovencito, salía a cosechar y me acuerdo que trabajaba de mensual, después cuando se hizo más grande arreglaba zapatos a los vecinos” comentó Adela.

Pablo Cárdenas es un hombre ya anciano, de alrededor de unos 70 años (nadie sabe con exactitud la fecha en que nació), oriundo de Potosí, Bolivia. El mismo no tiene familia, vive solo en una humilde casita del Bº La Florida que le construyó la Municipalidad de Rivadavia hace unos 10 años atrás. “Él tenía un ranchito de barro y caña, por lo que tuve que ir en varias oportunidades a la Municipalidad para pedir que se le construyera algo más seguro, porque en caso de que hubiera algún temblor corría riesgo de que eso se derrumbara” nos contaba Adela. Pablo es una persona muy conocida en la zona y muy querida por los vecinos.

Este mismo hombre del que hablamos, hace unos meses atrás tuvo que ser internado en el Hospital de Rivadavia, en donde fue operado de la vesícula. Tras dicha operación, los doctores se percataron que el verdadero problema que tenía era un tumor cancerígeno en el páncreas. “Mi marido lo acompañó en la operación y al hablar con el médico le dijeron que era muy probable que Pablito viviera sólo 2 o 3 meses más”. Tras este diagnóstico, fue llevado al Hogar de Ancianos San Isidro Labrador, pero Pablo no se sentía cómodo con su ‘nueva casa’. “Cada vez que iba a verlo al hogar, yo no lo podía ver ahí; a los demás abuelos se los veía contentos, pero a él no” añadió esta humilde vecina con lágrimas en los ojos.  En el poco tiempo que permaneció en el hogar, Pablo escapó en varias oportunidades; “una vez fue encontrado cerca del río, otra de las veces en Santa María de Oro y también una vez llegando al barrio”.

En esta última oportunidad, cuando la Policía encontró a Pablo llegando a su barrio, pasó una situación muy deprimente para Adela. Los efectivos debían regresar al  abuelo al hogar y no había persona conocida alguna que lograra convencerlo que se subiera al móvil policial, ya que el mismo se había escondido en casa de un vecino de la zona y se negaba a salir. Pero sólo bastó la presencia de una sola persona para que todo cambiara: “Lo único que hice fue abrazarlo con todas mis fuerzas y le di un beso tan grande que fue lo suficiente para convencerlo. Lo agarré de la mano, se la apreté fuerte y le dije ‘Pablito, ahora tiene que irse, van a pasar dos noches y al tercer día, cuando se haga de día, yo lo voy a buscar’. Ahí lo saqué de la mano y sin resistirse se subió a la camioneta” añadió Adela entre lágrimas y la voz entrecortada.

A partir de ese momento fue que la vecina sintió la necesidad de cumplir con su palabra (ir a buscarlo al tercer día cuando amaneciera), por más que no lo lograra, pero su conciencia quedaría tranquila de haberlo intentado.  “Yo no pensé en el compromiso, que me podía ser difícil; lo único en que pensé es que lo tenía que sacar”. Así fue que el día lunes, Adela se hizo presente en el hogar de ancianos para cumplir su objetivo. “Cuando él me vio parecía que había visto a Dios”, agregó. Lo primero que hizo fue hablar con la Directora del lugar, y luego se dirigió a la Municipalidad. “Les conté un poco de su forma de vida, de por qué él no quería estar ahí; y les dije ‘¿Saben cómo lo veo yo? Como a un gorrioncito en una jaula de oro’ “.

Después de realizar todos los trámites y papeles correspondientes, y de dialogar con personas especializadas y encargadas del cuidado de ancianos (entre ellas, una psicóloga), Adela puso en campaña su promesa y pidió ayuda a los vecinos del barrio para armarle de a poco su casa. “Me donaron una mesita, sillas, una cama, colchón, almohada, sábanas nuevas, colchas, gran cantidad de ropa, y leche, la gente me ayudó mucho”. Todo esto bastó para que Pablito regresara a su hogar. Y así sucedió que al día siguiente fue recibido por sus vecinos quienes lo esperaban ansiosos.

Esta comprometida mujer, no supo en qué momento ocurrió todo, ella estaba segura que teniendo esperanzas iba a lograr ayudar a su vecino tan querido por la gente. “Me sorprendía cuando mis vecinos venían a comprar y me decían ‘Adela te felicito’ y me abrazaban, yo no sabía por qué.  Lo que hice me nació del corazón . Los abuelos han sido mi debilidad siempre, más que ahora no tengo mi papá, todo el amor se lo vuelco a Pablo, además a mi, un plato más de comida no se me hace nada” nos contó. También agregó: “siento que Dios en la vida me ha premiado, me ha devuelto el doble siempre; él nos tiene preparadas cosas maravillosas para nosotros pero hay que saber esperar, y sino aceptar lo que él nos da”.

Claramente se puede apreciar la humildad y valentía  que caracterizan  a esta mujer que, con un simple gesto de solidaridad, fue noticia en toda la zona y el orgullo de todos sus vecinos y conocidos.

Hoy en día Pablito “el zapatero” se encuentra tranquilo en su casa, con lo poco e indispensable para poder vivir y con la ayuda incondicional de Adela, quien luego de contarnos esta hermosa historia le preparó un tazón de leche para que merendara. Pablo la recibió feliz, como es de costumbre, y Adela quedó satisfecha con una gran sonrisa en su rostro.

No es sólo una simple historia, lo ocurrido nos demuestra que entre nosotros todavía existen personas con un gran corazón dispuestas a hacer lo imposible por ayudar al otro. Adela es un ejemplo, y ojalá muchos logren imitar su gesto.

 

Cobertura y fotos: Mayra Pereira.-

20 Comentarios »

  • NANCY dijo:

    OJALA MUCHOS DE NOSOTROS FUÉRAMOS UN POQUITO DE ADELA…. FELICITACIONES!!!!PARA ELLA POR SER TAN BUENA PERSONA, Y PARA PABLO POR TENER ESA CLASE DE GENTE A SU LADO…….

  • maria dijo:

    Es de esto que se trata el amor al projimo…excelente historia mejor que cualkier reality que nos venden por tv, esta historia es real, creible y llena de amor por parte de las dos personas…ojala que muchos podamos abrir el corazon y dar amor a quien lo necesita…los ricos y poderosos no pueden ser felices… el que da y recibe amor si lo es….gracias señora por su ejemplo, su calidad de persona….

  • mercedes gladys moreno dijo:

    claro mensaje de amor al projimo felicitaciones nesecitamos más Adelas

  • carlos giordano dijo:

    Felicitaciones Sra. Adela, Ud. esta iluminada por Dios. Tendriamos que imitar su entrega de amor al progimo, me sumo a su gesta de bondad, me hare tiempo para ubicar a Pablito y visitarlo y brindarle la ayuda que este a mi alcance. Ud. Sra. nos esta dando una leccion de solidaridad, entrega de amor a los demas sin esperar nada a cambio. Dios la bendiga a Ud. y su familia.

  • ELIDA dijo:

    ADELA TE FELICITO DE TODO CORAZON . COMO PUEDO HACER PARA COMUNICARME CON VOS PARA AYUDARTE EN LO QUE SEA NECESARIO PARA PABLITO.???? SI ESTE MEDIO ME PUEDE COMUNICAR CON ADELA SE LOS AGRADECERIA . ELIDA

  • lucas dijo:

    dios bendiga a adela… madre de una familia igual que ella. que a pesar de lo poco que se puede llegar a tener es mejor compartirlo con quien mas lo necesita… usted si que es una mujer de palabra…cuente con mi apoyo y con que nunca le falte nada a pablito. Hombre que nunca bajo sus brazos y a pesar de sus malos momentos es fuerte y se ve con mucho entusiasmo de vivir por su bondadoza vecina… nunca bajemos los brazos que a pesar del pais en que vivimos podemos salir a adelante… gracias por su colaboracion

  • loly dijo:

    Adela que buena actitud la tuya, compartir tu vida con el más necesitado.Felicitaciones por todos los trámites que tuvistes que realizar, para conseguir el bienestar del prójimo. Vecinos asi, en la actualidad, existen muy pocos.QUE DIOS TE BENDIGA a ti y tu familia.-

  • Ely dijo:

    Hermosa muestra de solidaridad y amor al prójimo. La verdad es que Adela es muy buena persona…Para los que preguntan dónde viven Adela y Pablo, es en la Calle arroyo junto al Barrio La Florida, seguramente la ayuda de todos será muy bien recibida… Que historias como estas nos sirvan de ejemplo.

  • milton dijo:

    hola , gracias por los saludos, yo soy el hijo, me llamo milton, y gracias por la colaboracion, el q kiere colaborar puede escribirme en el facebook milton orrego, o mi email miltonjesusorrego@hotmail.com desde ya muchas gracias, y todo esto es por pablo!

  • Silvia dijo:

    Sería importante que en los medios de comunicación se publicaran más noticias como estas. Conozco a Adela porque soy del Barrio y clienta de su negocio. Creo que así como ella hay muchas personas dispuestas a brindarse a los demás. Si estas noticias aumentaran, y disminuyeran las otras nocivas, se contagiaría el espíritu de Adela en muchos más. Porque este mundo está lleno de gente que necesita pero también está lleno de gente que quiere dar su tiempo, su afecto y su oído, es decir, sus tesoros más valiosos. Felicitaciones Adela, estamos orgullosos de tenerte como vecina!!!

  • Cristina dijo:

    Querida Adela vos si sabes perfectamente el significado de la palabra «SOLIDARIDAD» espero que Dios te derrame todas sus bendiciones junto a tu familia, ya que ellos deben ser igual a vos, porque sin su colaboración tu tarea se vería muy dificultada. No es nada fácil lo que haces, pero al llenarlo de amor y cariño se aliviana y pesa menos.
    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡CUÁNTAS ADELAS HACEN FALTA EN ESTE PAÍS!!!!!!!!!!!!!!!!
    Y recuerda siempre que cuando Pedro tuvo miedo de hundirse, fue el mismo Jesús quien le tendio la mano para salvarlo.
    Gracias por existir!!!!!!!!!!!!!

  • Yael dijo:

    Adela me alegro mucho por todo lo que has hecho por Pablito. Pueda ser que en los medios de comunicación comiencen a publicar más estas historias para así contagiar a varios corazoncitos. Últimamente he conocido personas que están intentando cambiar parte del país en el que vivimos, haciendo este tipo u otros gestos de bondad y generosidad. Me alegro que cada vez hayan más de estás personas porque realmente hay mucha gente necesitando de nuestra ayuda que nosotros con muy poquito que pongamos y hagamos cada uno logramos un objetivo muy importante..! Felicitaciones..!

  • STELLA dijo:

    ESPECTACULAR,ESTA MUJER ES UN VERDADERO TESTIMONIO PARA ENTENDER CDO JESUS DICE ESTOY EN EL HAMBRIENTO, ENFERMO , SOLITARIO, EN EL HERMANO, SI A UNO DE ESTO NO LO ATENDEIS ES A MI QUE ME DAS LA ESPALDA!!! ATTE JESUS!!!!

  • Lili c. Anglat dijo:

    FELICITACIONES ADELA POR TU GRAN CORAZON, QUIEN DIJO QUE NO SE PUEDE? QUE YA NO HAY GENTE BUENA? SOS UN EJEMPLO, SOS DE FIERRO.TENES GANADO EL CIELO MUJER

  • Javier Aguirre dijo:

    Gracias Adela por tu solidaridad
    Gracias por enseñarlos que cuando uno empeña su palabra se debe cumplir
    Gracias Adela por siempre estar con quien mas lo necesita
    Gracias por demostrarnos que siempre se puede
    Gracias por tanto amor al prójimo
    Simplemente gracias

  • Nicolas dijo:

    Una gran madre con un corazon gigante, siempre emana luz, paz, felicidad y amor, un ejemplo a seguir que con perseverancia y fe todo se puede, estoy agradecido de haber sido parte de esa familia tan en mi epoca de niñez-dolesencia. Realmente me siento muy horgulloso de esa familia, en especial de Adela.

  • LIDIA ANGELERI dijo:

    CONOZCO MUY BIEN A LA SRA. ADELA, SUS HIJOS FUERON ALUMNOS MÍOS EN LA ESCUELA NORMAL, MILTON Y MARÍA LUZ, ES EXCELENTE PERSONA, SE PREOCUPABA MUCHO POR SUS HIJOS QUE FUERON EXCELENTES ALUMNOS Y MUY BUENOS COMPAÑEROS Y ESTA HISTORIA ME HA LLEGADO AL CORAZÓN, GRACIAS POR DARNOS ESTE EJEMPLO DE SOLIDARIDAD Y AMOR POR EL PRÓJIMO, ES UDS., EXTRAORDINARIAMENTE BUENA………..FELICITACIONES Y QUE BUENO SERÍA SI TODOS NOSOTROS PUDIÉRAMOS DAR UN GRANITO DE ARENA Y AYUDAR A LOS NECESITADOS, OTRO SERÍA ESTE MUNDO……Y SIEMPRE DIGO LO MISMO LAS PERSONAS MÁS HUMILDES, SON LA DE MEJOR CORAZÓN……….FELICITACIONES…………..

  • cecilia dijo:

    la verdad q estas historias t dejan pensando, estan pasando tantas cosas a nuestro al rededor,todos podemos alludar… no ns cuesta nadá donar ropa, o lo poco o mucho q podamos donar de mercaderia y llevarle a personas q lo necesitan… seamos mas solidarios de corazon!!

  • marcela dijo:

    adela tiene el cielo ganado tendrian que haver muchas adelas dios la ilumine sienpre a usted y su familia y es una gran mujer

  • MOROCHITA dijo:

    La verda que recien hoy conozco esta historia, soy de la zona y nunca he sentido de este caso. Que bueno que Pablo haya encontrado una persona como tú( Adela), estas acciones son las que mas se valoran y te puedo asegurar que Dios te va a dar el doble de lo que das. Gracias por demostrarnos que hay personas de gran corazón y que dan todo a cambio de nada.