HomeSOCIEDAD

Los Campamentos celebró el Día de la Asunción de la Virgen

17/08/2014 Opina

 Las misas comenzaron desde el pasado miércoles en distintas capillas del distrito de Rivadavia.

Capilla Nuestra Señora de Los Olivos y San Juan Bautista

Como es tradición de todos los años, el pasado viernes la comunidad rivadaviense de Los Campamentos celebró el día de la Asunción de la Virgen. Cientos de fieles se acercaron durante toda la jornada a la Capilla «Nuestra Señora de los Olivos y San Juan Bautista” de Gargantini para participar de las distintas misas.

El padre Marcelo confiesa a una mujer durante la Misa por la SaludBajo el lema “En oración con Nuestra Madre demos frutos en el espíritu” y la organización de la Parroquia Cristo Obrero, los festejos comenzaron el día miércoles 14 en la Capilla «Virgen de Luján» del Bº La Florida y continuaron el día jueves 15 en la Capilla «Nuestra Señora de Lourdes» de La Verde, para culminar el día viernes en Gargantini. Allí las misas comenzaron desde muy temprano y se sucedieron a lo largo de la jornada con cientos de fieles que se acercaban para realizar sus peticiones, confesarse, sumarse a las oraciones o simplemente agradecer y ser partícipes de la celebración.

Estuvieron presentes el párroco del departamento de Santa Rosa, Raúl Gómez, Padre Ausberto Chauque, Enio Chaile y Marcelo Araya quienes fueron los encargados de celebrar la eucaristía y confesar a las personas que se aproximaban al lugar.

Padre Ausberto Chasque

Qué se festeja

La fiesta de la Asunción de la Santísima Virgen María, se celebra en toda la Iglesia el 15 de agosto. Esta fiesta tiene un doble objetivo: la feliz partida de María de esta vida y la asunción de su cuerpo al cielo.

“En esta solemnidad de la Asunción contemplamos a María: ella nos abre a la esperanza, a un futuro lleno de alegría y nos enseña el camino para alcanzarlo: acoger en la fe a su Hijo; no perder nunca la amistad con él, sino dejarnos iluminar y guiar por su Palabra; seguirlo cada día, incluso en los momentos en que sentimos que nuestras cruces resultan pesadas. María, el arca de la alianza que está en el santuario del cielo, nos indica con claridad luminosa que estamos en camino hacia nuestra verdadera Casa, la comunión de alegría y de paz con Dios” – Homilía de Benedicto XVI (2010).

DSC_0118

Cobertura y fotos: Mayra Pereira.-