HomeDEPARTAMENTALES

Con la aprobación del ejercicio 2013, Rivadavia cumple con el manejo de fondos públicos

13/03/2015 Opina

El Tribunal de Cuentas de la Provincia de Mendoza, a través del Fallo Nº 16325, aprobó la rendición presentada por la Municipalidad de Rivadavia, correspondiente al ejercicio 2013.

Administración del Patrimonio Municipal

En cuanto a los Bienes y Deudas Municipales, el Municipio sigue con un incremento sostenido del  Total de Patrimonio Neto Municipal (Bienes y Derechos Municipales – Deudas) durante los últimos 15 años, resultante de una muy buena gestión de los recursos públicos y una cuidadosa inversión de los fondos de los rivadavienses, sin sobredimensionar la planta de personal, la que ha permanecido estable. Año tras año ha habido superávits sostenidos,  los que permitieron incrementar el patrimonio municipal 40 veces más que el aumento de la población en ese periodo.

Ejercicio 2013

Responsabilidad Fiscal

Respecto de la Ley de Responsabilidad Fiscal Nº7314/04, esta se basa en los principios rectores a los que debe ajustarse la política fiscal de todos los Organismos Públicos, en pos de la consecución del equilibrio presupuestario y del compromiso de los funcionarios públicos en su gestión.

De un total de 80 organismos en Mendoza, la Municipalidad de Rivadavia junto con el Tribunal de Cuentas (Órgano de Control) se encuentran en el primer lugar, lo que implica que han cumplido en su totalidad con las presentaciones y rendiciones que establece la ley.

Respecto de las Rendiciones de Cuentas Anuales al Tribunal de Cuentas de Mendoza, es de destacar que desde hace más de 10 años que estas han sido aprobadas sin cargos y/o multas tanto para el Municipio como sus funcionarios, lo que refleja un manejo ordenado de los fondos y cuentas públicas.

Este organismo tiene como objetivo “el control de la inversión de los fondos de la Hacienda Pública bajo las normas de derecho público provincial y de las articulaciones del derecho administrativo contenidas en las leyes y reglamentos, junto al control de la recaudación de las rentas provinciales, siendo el responsable de aprobar o desaprobar, las cuentas de quienes tienen a su cargo la administración de los fondos públicos provinciales y municipales”.