HomeSALUD

Semana Mundial de la Lactancia Materna

07/08/2015 Opina

lactancia

Cada año, en la primera semana de agosto se celebra en más de 170 países la Semana Mundial de la Lactancia Materna, destinada a fomentar la lactancia materna, o natural, y a mejorar la salud de los bebés de todo el mundo.

Con la Semana Mundial se conmemora la Declaración de Innocenti, formulada por altos cargos de la OMS y el UNICEF en agosto de 1990 en Florencia, Italia, con el fin de proteger, promover y respaldar la lactancia materna.

La lactancia natural es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita. La OMS la recomienda como modo exclusivo de alimentación durante los 6 meses siguientes al nacimiento,  a partir de entonces se recomienda seguir con la lactancia materna hasta los 2 años, como mínimo, complementada adecuadamente con otros alimentos inocuos.

lactancia-materna11La leche de la madre contiene todos los nutrientes que el niño necesita y anticuerpos que lo protegen de muchas enfermedades, factor que ninguna de las leches industrializadas puede proveer. Además, la leche materna siempre esta disponible, no presenta riesgos de contaminación y favorece el vinculo entre la mama y el bebe.

Lo cierto es que para que una mamá pueda sostener la lactancia materna, necesita mucho apoyo de parte de su entorno. Los más cercanos (la pareja, familia y los amigos) desempeñan un papel muy importante liberando a la mamá de otras actividades cotidianas o del cuidado de de otros hijos menores, para que cuente con el tiempo para amamantar el bebé con tranquilidad, asimismo el círculo social más amplio, que incluye el ámbito de trabajo, también debe colaborar.

La leche materna es el mejor alimento que pueden recibir los bebés y pequeños porque:

  • Es la más segura e higiénica, ya que el niño toma directamente de su mamá
  • Está disponible, siempre a la temperatura adecuada, a toda hora y en cualquier lugar
  • Sus nutrientes están especialmente adaptados a las necesidades del bebé y se digiere mas fácilmente que cualquier otra leche o alimento
  • Fortalece la relación de afecto entre la mamá y el bebé a través del contacto de la piel, permitiendo el desarrollo de niños capaces, seguros y emocionalmente estables
  • Contribuye a mantener una buena salud durante toda la vida. Los adultos que de pequeños fueron amamantados tienen menos riesgos de padecer enfermedades crónicas, obesidad, diabetes y algunos tipos de cáncer
  • Al mismo tiempo, esta comprobado que en la mujer que amamanta disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama y de ovario