HomeSALUDSOCIEDAD

Prevención ante el Golpe de Calor

03/01/2020 Opina

Captura de pantalla completa 1412020 174406.bmp

El golpe de calor es un factor de riesgo para la población en la época estival dada las altas temperatura. Se puede producir por una exposición prolongada al sol o por actividad en ambientes calurosos, en esas circunstancias el cuerpo pierde agua y sales esenciales para su buen funcionamiento y tiene dificultades para regular su temperatura por mecanismos habituales, como la sudoración, por lo que se produce un aumento de la temperatura corporal. Puede presentarse en el momento o después de varios días de alta temperatura. Es una de las formas más graves de lesión por calor y puede ocurrir si la temperatura del cuerpo alcanza los 40 °C o más. El golpe de calor requiere tratamiento de urgencia y si no se atiende puede producir daños orgánicos
Entre los síntomas que presenta podemos mencionar: temperatura mayor a 39º C (medida en la axila), sudoración excesiva, piel reseca, agotamiento, cansancio o debilidad, mareos o desmayo, dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos. dolor de cabeza, (sensación de latido u opresión).

¿Quiénes son los más afectados?
Bebés y niños especialmente menores de 1 año (ya que su cuerpo tiene menor capacidad para regular su temperatura), personas mayores, ancianas, personas con enfermedades crónicas, aquellos que presentan obesidad o desnutrición y personas que hayan hecho bebido alcohol.

¿Cómo prevenirlo?
Ante el golpe de calor se recomienda la ingesta de agua abundante, evitar cafeína o azúcares en exceso; reducir dentro de lo posible actividades al aire libre; evitar comidas pesadas y consumir frutas y verduras; tratar de que adultos mayores y mujeres embarazadas permanezcan bien hidratados y extremar las medidas de cuidado para con los mismos, manteniéndolos en lugares bien ventilados; usar ropas holgadas y de telas livianas (preferentemente claras) , darse duchas o mojar el cuerpo con frecuencias o mojarles el cuerpo con frecuencia; evitar el encierro prolongado dentro de un vehículo estacionado y cerrado.

A tener en cuenta:
El golpe de calor puede ser grave, especialmente para lactantes, niños y ancianos. Ante los primeros síntomas no demore en consultar al médico o acercarse al centro de salud.
• Actuar rápidamente bajando la temperatura del cuerpo del afectado, con hielo o con un baño en agua helada.
• Ofrecer agua fresca (o incluso agua con una cucharadita de sal).
• Trasladar a la persona a un lugar fresco y ventilado.
• No administrar medicamentos antifebriles.
• No friccionar la piel con alcohol.

ES UN CONSEJO DEL PROGRAMA DE PREVENCIÓN Y PROMOCIÓN DE SALUD MUNICIPALIDAD DE RIVADAVIA

Prensa Municipalidad de Rivadavia.-

Deja tu opinion!